top of page

LA IMPORTANCIA DE TOMAR DECISIONES ACERTADAS, OPORTUNAS Y DE IMPACTO EN LA GERENCIA



Por: José Manuel Vecino P.*


Introducción


En el ámbito empresarial, la toma de decisiones es un proceso esencial que influye directamente en el éxito y la sostenibilidad de una organización. Los líderes y gerentes deben enfrentarse constantemente a situaciones que requieren la evaluación de múltiples factores y la gestión de incertidumbre y riesgos (Lipshitz, Klein, Orasanu & Salas, 2001). Este artículo pretende resaltar la importancia de tomar decisiones acertadas, oportunas y de impacto en los niveles gerenciales, y analizar las consecuencias de la indecisión en cargos de dirección.

La importancia de la toma de decisiones en la gerencia


La capacidad de tomar decisiones eficaces es una habilidad crucial para los líderes y gerentes en todos los niveles de la organización (Yukl, 2012). La toma de decisiones en la gerencia se relaciona directamente con aspectos como la asignación de recursos, la definición de estrategias y la gestión del personal. De acuerdo con Drucker (1967), las decisiones de los gerentes determinan en gran medida el éxito o fracaso de una empresa, pues suelen tener consecuencias de largo alcance y afectar a numerosos stakeholders.


Manejar la incertidumbre y el riesgo en la toma de decisiones


En el mundo empresarial, rara vez se dispone de información completa y certera para tomar decisiones (Lipshitz et al., 2001). Los líderes y gerentes deben aprender a manejar la incertidumbre y evaluar los riesgos asociados con sus decisiones. Un enfoque efectivo para enfrentar estas situaciones es considerar múltiples escenarios y anticipar las posibles consecuencias de cada opción (Yukl, 2012). Además, es fundamental estar dispuesto a adaptarse y modificar las decisiones a medida que se presenta nueva información o cambian las circunstancias.


Consecuencias de la indecisión en cargos de dirección


La indecisión en cargos de dirección puede tener efectos negativos significativos en una organización. Un líder indeciso puede generar incertidumbre en sus subordinados, lo que afecta la moral, la motivación y el compromiso de los empleados (Yukl, 2012). Además, la indecisión puede llevar a la pérdida de oportunidades de negocio, la ineficiencia en la asignación de recursos y el estancamiento en el crecimiento de la empresa (Drucker, 1967).

La toma de decisiones acertadas, oportunas y de impacto en los niveles gerenciales es crucial para el éxito y la sostenibilidad de una organización. Los líderes y gerentes deben enfrentar la incertidumbre y el riesgo inherente en el proceso de toma de decisiones, y estar preparados para adaptarse a medida que cambian las circunstancias. La indecisión en cargos de dirección puede tener efectos negativos considerables en la moral del personal, la eficiencia en la asignación de recursos y el crecimiento de la empresa.


La toma de decisiones en la gerencia: Un arte imprescindible


Peter Drucker, pionero en el campo de la administración y autor de obras fundamentales como "El Ejecutivo Efectivo," sostenía que la toma de decisiones es una de las competencias más críticas que todo líder debe poseer. Desde la perspectiva de Drucker, un gerente eficaz no solo debe ser capaz de tomar decisiones, sino de tomarlas de manera acertada, oportuna y con un impacto positivo en la organización que dirige. Esta afirmación no es una mera declaración de principios; es una verdad fundamental en el mundo de los negocios.


La trascendencia de las decisiones gerenciales


Las decisiones tomadas en la alta dirección de una organización no solo influyen en el presente, sino que esculpen el futuro de la empresa. Drucker nos recordaba que las decisiones gerenciales tienen un alcance que va más allá del horizonte inmediato; estas decisiones moldean la trayectoria de la organización a largo plazo y afectan a múltiples partes interesadas. Es decir, el destino de una empresa descansa en las decisiones de sus líderes.


Cuando un gerente toma decisiones acertadas, está trazando el camino hacia el éxito. Estas decisiones pueden abrir nuevas oportunidades, mejorar la eficiencia y fortalecer la posición de la organización en su mercado. Por otro lado, las decisiones erróneas pueden tener un efecto desastroso, desde pérdidas financieras hasta la pérdida de talento y el debilitamiento de la marca.


La danza con la incertidumbre


En el mundo empresarial, la certeza absoluta es un lujo que rara vez se puede permitir. La toma de decisiones se realiza en un entorno de incertidumbre, donde la información puede ser incompleta, ambigua o incluso contradictoria. Sin embargo, los gerentes no pueden permitirse la indecisión. En palabras de Drucker, "la indecisión es el enemigo mortal de cualquier organización."



La clave para abordar la incertidumbre, según Drucker, es aprender a convivir con ella. Esto implica no solo tomar decisiones basadas en la información disponible, sino también en la capacidad de adaptarse a medida que surgen nuevos datos y circunstancias cambiantes. Los líderes efectivos son como capitanes de barco en un mar tempestuoso; no pueden controlar las olas, pero pueden navegar con destreza para alcanzar su destino.


El precio de la indecisión


La indecisión en cargos de dirección es un cáncer que puede corroer el corazón de una organización. Cuando los líderes son indecisos, envían un mensaje de duda y vacilación a sus subordinados. Esta inseguridad puede tener un efecto dominó en toda la organización, erosionando la moral de los empleados, disminuyendo la motivación y reduciendo el compromiso con los objetivos de la empresa.


La indecisión también tiene un costo financiero. Las oportunidades de negocio no esperan a que los líderes tomen una decisión; pasan rápidamente. Una empresa que no puede tomar decisiones oportunas corre el riesgo de perder cuotas de mercado, ingresos y competitividad. Además, la indecisión puede dar lugar a una ineficiente asignación de recursos, ya que los proyectos pueden quedar estancados o sobreinversionados debido a la falta de dirección clara.


La necesidad de una cultura de la toma de decisiones


En este contexto, se vuelve evidente que la toma de decisiones no es una tarea aislada que recae únicamente en los hombros de los líderes de alto nivel. En cambio, Drucker abogaba por la creación de una cultura organizativa que promoviera la toma de decisiones efectivas en todos los niveles de la organización.


Una cultura de toma de decisiones efectivas implica fomentar la confianza en la capacidad de los empleados para tomar decisiones informadas y asumir la responsabilidad de sus acciones. Esto no solo alivia la carga sobre los líderes superiores, sino que también permite una toma de decisiones más rápida y ágil en toda la organización.


La toma de decisiones como piedra angular de la gerencia efectiva


En resumen, la toma de decisiones acertadas, oportunas y de impacto es esencial en la gerencia de cualquier organización. Las decisiones gerenciales no solo afectan el presente, sino que determinan el futuro y el éxito a largo plazo de una empresa. La capacidad de abrazar la incertidumbre y tomar decisiones informadas en medio de ella es una de las características distintivas de los líderes efectivos.

La indecisión, por otro lado, tiene un alto precio en términos de moral de los empleados, eficiencia operativa y pérdida de oportunidades. Peter Drucker, con su aguda visión, nos dejó un legado de sabiduría gerencial que destaca la toma de decisiones como el núcleo de la administración efectiva. Como líderes y gerentes, es esencial internalizar esta verdad y trabajar en el desarrollo de nuestras habilidades de toma de decisiones, así como en la creación de una cultura organizativa que las fomente.


Referencias


Drucker, P. F. (1967). El Ejecutivo Efectivo. HarperCollins.


Lipshitz, R., Klein,


* JOSE MANUEL VECINO P.


Filósofo, especialista en Gestión Humana y Magíster en Gestión Ambiental


Si deseas comunicarte conmigo puedes hacer escribiendo a pioneroslatam@gmail.com

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page