top of page

Gestión Humana en Instituciones Educativas: Un Aliado Estratégico para la Rectoría

Por: José Manuel Vecino P.


El rol de la Gestión Humana ha adquirido una relevancia significativa en diversas organizaciones, desempeñando un papel crucial en el manejo de relaciones laborales, el fortalecimiento de la cultura organizacional y la promoción de un entorno laboral positivo.


En el ámbito educativo, la Gestión Humana se erige como un componente clave para asegurar la selección de personal idóneo, contribuyendo así a la ejecución efectiva de la estrategia institucional.



Además, facilita el desarrollo de competencias a través de programas de formación, promoviendo la productividad.

Asimismo, esta área se compromete con el bienestar de los colaboradores y sus familias, integrando aspectos legales fundamentales en salud ocupacional y seguridad industrial.


La presencia de un departamento de Gestión Humana en una institución educativa se convierte en un valor agregado, descentralizando funciones y asignando responsabilidades específicas. Este enfoque permite a la administración contar con un respaldo significativo en la gestión del personal, diferenciando claramente lo académico de lo operativo.


Aunque históricamente se ha asociado la gestión de personal con aspectos como la compensación y el cumplimiento normativo, la Gestión Humana amplía el alcance en el contexto educativo. En este entorno, donde profesores, personal administrativo y colaboradores desempeñan un papel vital en el logro de los objetivos institucionales, cada proceso de la Gestión Humana contribuye de manera significativa a la consolidación de una cultura institucional alineada con la filosofía y valores del colegio.


La implementación de un departamento de Gestión Humana en una institución educativa que no lo tenga previamente requiere una decisión administrativa que defina sus alcances iniciales, resultados esperados y tareas asignadas.

Un periodo de adaptación y una posterior evaluación son esenciales para verificar la contribución de esta nueva área al colegio. Aunque inicialmente puede no abordar todos los aspectos de la gestión humana, con el tiempo puede asumirlos a medida que se forme un equipo de apoyo capaz de liderar las acciones planificadas.


El enfoque del departamento de Gestión Humana debe manifestar claramente su intención de ser un aliado estratégico para la rectoría. Su labor se extiende a respaldar las acciones relacionadas con la obtención o mantenimiento de certificaciones, realizar seguimiento a los procesos identificados y monitorear los indicadores que respaldan los resultados de las diferentes áreas.


La Gestión Humana asume la responsabilidad no solo de fortalecer aspectos internos de la institución, sino también de contribuir a la construcción de una cultura coherente con los lineamientos institucionales.

Esto implica ir más allá de la interacción con docentes y personal administrativo, convirtiéndose en un apoyo adicional para iniciativas dirigidas a padres de familia y otras entidades que interactúan con la institución.


Es esencial que el profesional a cargo de la Gestión Humana en el colegio cuente con experiencia previa en el manejo de personal y en temas relacionados con la Gestión Humana.

Además, se recomienda que posea formación específica en este campo, ya sea a través de un diplomado o una especialización, garantizando un conocimiento sólido de los aspectos teóricos de la gestión de recursos humanos y una actualización constante en la materia.


José Manuel Vecino P. Magister en Gestión Ambiental, Especialista en Gestión Humana, Gerente de Gestión humana, Consultor empresarial y Docente Universitario.


7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page